dima
  • 0131_ Z

    Concurso para la rehabilitación de la casa consistorial de Zaratamo 2º premio
    Nuestra propuesta para la casa consistorial de Zaratamo pretende aprovechar la oportunidad planteada por la necesidad de rehabilitación de la fachada, cubierta y estructura para generar un nuevo ayuntamiento, tanto en sus distribuciones y funcionamiento interior, como en su imagen exterior, transformando el edificio actual en un elemento iconográfico fácilmente identificable tanto a nivel urbano, como paisajístico, dada su privilegiada ubicación. Para ello se adoptan una serie de sencillas estrategias que, subordinadas en todo momento a la necesidad de una intervención contenida en el aspecto económico, plantean una alternativa viable para la consecución de los objetivos planteados para el presente concurso. La rehabilitación de la envolvente y cubierta del edificio pretende dotar al edificio de una nueva y sugerente imagen, mediante una actuación que en verdad no difiere demasiado de una intervención de carácter meramente técnico. La reparación de la fachada mediante un sistema de maislamiento exterior garantiza la eficiencia energética de la misma, mientras que los acabados pintados en un único color y dos texturas, una más rugosa y rehundida y otra de acabado más fino, son utilizadas para realizar la ornamentación con motivos vegetales ligados al imaginario local. El basamento del edificio se esculpe con topónimos locales tratando de fomentar los lazos y la identificación de los ciudadanos con su institución municipal. Aunque se podrían estudiar otras alternativas más amables, para el acabado de un único color (incluida la cubierta, cuya cubrición se plantea en teja negra y las carpinterías de aluminio gris oscuro) se propone un color negro que a la luz diurna será gris oscuro o grafito, que ofrece el  adecuado contrapunto a los ornamentos de la fachada. Mediante este ejercicio de abstracción se consigue transformar un edificio de escaso carácter, en un potente icono contemporáneo. Contrastando con el exterior negro se diseña un interior blanco y diáfano de sencillos acabados. La luminosidad y transparencia de los espacios interiores pretende simbolizar la apertura y cercanía de la institución.